martes, 29 de julio de 2008

Llevo monstruos en el bolsillo




Veníamos de la playa. Miranda y yo. Al pasar por la sala de exposiciones del Rincón de la Victoria, el castillo de Bezmiliana, me acordé que un compromiso de última hora me impidió ir días atrás a la inauguración de una exposición que aún estaba colgada.




-Hostia, ¿por qué no vamos un momento a verla? Me quedé con mal rollo de no haber ido. Y a mí me encanta Teté.


-Si está abierto todavía, genial.



Estaba abierto y conseguimos aparcar en la puerta. Allí estaban las piezas. Solas, salvo por el acompañamiento de la persona que abre y cierra la sala. Esperando nuevos vistantes para desesperezarse.




Teté -María José- Vargas-Machuca es malagueña. Lleva años pintando y haciendo grabados, cerámica, esculturas, todo tipo de objetos. Es una artista única, que domina el dibujo, la composición y la expresividad como quiere. Siempre con atisbos surreales y expresionistas. Sus obras cuentan historias a través de extraños personajes. Dominadora del trampantojo, creo que si Tim Burton la conociera se enamoraría enseguida de ella. Es capaz de darle alma a una penca seca. Es como llevar monstruos en el bolsillo, entre los botones de colores y los caramelos derretidos.




En esta muestra hay piezas recientes. Cuadros, instalaciones y unas cuantas esculturas. Usa muchos materiales que la mayoría tiraría al cubo de la basura. Son particularmente hermosas sus piezas sobre la memoria. Esos panteones diminutos donde con dibujos se recrean fotografías de personajes de una historia perdida en el tiempo, encerrados en vitrinas o sobre una mesita de noche. Asombran siempre sus mujeres pelirrojas, sus viñetas sobre el amor y el deseo, vistas con una extraña combinación absolutamente equilibrada entre ternura y sarcasmo. Porque Tté es muy divertida. Brutal y melancólicamente divertida. Una especie de Ofelia punky o de Pippi Langstrump con las uñas afiladas. Un poema de su hija, la también genial María-Eloy García, convertido en pintura por la propia Teté, corona la entrada.
Miranda y yo miramos los precios. Si tuviéramos un duro nos llevaríamos muchas piezas. No sé si vende mucho o poco, no sé si ya Teté está de moda. Sólo que las revistas especializadas de arte contemporáneo no suelen acoger a artistas que no están en la onda de lo que curadores, comisarios y críticos de arte al servicio de compradores de arte deciden que es lo que hayqueveryloquehayquehacerloquehayquereseñar. No suelo leer nada de Teté en Arte y Parte, Lápiz, Exit o Babelia. Mal hecho. Pero pienso en cómo hay enormes artistas que, por su singularidad, potencia expresiva y obra original, deberían estar mucho más protegidos, promocionados y estimulados. Reconocidos, en suma. No sé si esto a Teté le importa un pimiento o no. Vistas sus obras, imagino que es de las que si algún día vienen las medallas y las antológicas en Gugenheim, la pillarán inventando personajes en su estudio.



No sé si ya han quitado la exposición o aún puede verse. Si se la han perdido, búsquenla en otras salas. Te arrebatará o no, pero siempre tendrás que rendirte a la evidencia. Es buena. Jodidamente buena.

6 comentarios:

Gabrielli dijo...

tú lo has dicho es jodidamente buena!
me enamorao de ese perrooooooooo!
niñooo a ver si nos tomamos unos pescaitos no??
abrazosss mil

Anónimo dijo...

Ya. A mí es que no me ha gustado nunca, la verdad.
Gin

buscema63 dijo...

Gabrielli, dame un toque hoy, si puedes. Me vendría bien quedar para una cañita. Ginny, ¿ya has vuelto? Recibí tu postal desde los picos de Europa. Kss ambos.

Andrés dijo...

hola! hoy me he acordado de tí y buscando el correo para escribirte algo he llegado al blog. Es de agradecer que te dejes compartir con estos posts que escribes. Espero que nos veamos un día de estos sin dejar que pase tanto tiempo como con tus colegas del teatro... ;)
Abrazos.
Andrés LMC.

minucias2 dijo...

Soy una ferviente admiradora de su obra.No me perdia una exposición suya en la Galeria Durero de Gijón (ahora cerrada).
¿alguien me podria facilitar su correo o como contactar con ella?

buscema63 dijo...

Lo voy a intentar conseguir, Minucias2. Pero para ello, escríbeme a mi correo electrónico: hectormarquezster@gmail.com