sábado, 23 de febrero de 2008

Los días de Arco






Hace años, en Arco uno encontraba la rabia e ingenio de los creadores plásticos creando y generando imágenes y estrategias no vistas en ningún otro lugar que no fuesen las bienales y ferias de arte contemporáneo. Abrían caminos. Hoy es un pálido reflejo de repeticiones donde apenas se cuenta con dos elementos diferenciadores y son meramente contextuales: el espacio del arte -feria, galerías, medios de comunicación, visitantes, publicidad- y las dimensiones de las piezas. Lo cierto es que hoy la Red es el punto de partida de las novedades. En Arco se comprueba cómo se copia y cuán caprichoso es el Sistema del Arte para permitir la entrada a unos creadores frente a otros. En ese contexto, son quizás los galeristas -suelen ser más ellas, las galeristas, y alguna reina que otra, y casi todos con caras de cómo afronto el préstamo- los más interesantes objetos/sujetos artísticos del ecosistema.















1 comentario:

nacho dijo...

Que razón llevas amigo!
fusilamiento total!
la red es lo último reducto que queda!